martes, 28 de septiembre de 2010

Dios esta listo para su "MAKEOVER"



En momentos donde quienes me rodean me han preguntado sobre mis creencias y su deseo de conocer más a fondo mis reflexiones personales sobre ello, me di a la tarea de delinearlas de una manera coherente en mi interior para poder plasmarlas en el mundo real y claro está; presentarlas en mi blog. Antes de esto, es menester definirlas partiendo desde mi idea de quien soy y para ello es necesario poner sobre la mesa que soy atea; entiéndase (carente de la idea de un dios creador como se le conoce en sus distintas formas).

No mucha gente atea se cuestiona los por qués del mundo que les rodea luego que definen para sí mismos la dinámica del Universo y creen haberla decifrado en su totalidad. Me he encontrado con que los ateos son variados en su propia categoría y escala, dependiendo de qué estudiaron como base en la Universidad, ello afecta su manera de abordar el tema del ateismo. Yo los voy a analizar en (2) grupos y uno unificador:

Los Primeros; los ateos con base sociológica, antropológica e histórica, perdieron la fe en la Humanidad; y como resultado, en sus instituciones religiosas, sus guerras, inquisiciones y matanzas en nombre de Dios. Las rechazan como defectuosas y faltas de veracidad; tanto por sus dogmas como los escritos que presentan (Biblia;Torah,Corán) puesto que quienes profesan ideales como: amor al prójimo; caridad; compasión; pureza de alma, y no los practican, no podrían tener la bendición y encomienda de un dios superior para ser representantes de él en la Tierra. El problema es que los que pertenecen a este grupo de ateos, muchas veces "pecan" de amorales y a veces profesan el libertinaje como resultado de las represiones vividas al romper con la Iglesia; cosa con la cual no estoy de acuerdo.

Los Segundos: son los ateos con base psicológica, científica y matemática que son quienes luego de observar el funcionamiento del cerebro, el mundo que nos rodea y el Universo con los 5 sentidos, es que llegan a ciertas conclusiones sobre su inexistencia. El uso de inventos como el telescopio, detectores de rayos infrarojos, luz ultravioleta, ondas, radiofrecuencias, radiación, la gravedad, la energía electromagnética, energía atómica, energía eléctrica, eólica, térmica, solar… en fin; todo aquello que no vemos y aún así existe les ha ayudado a ser más escépticos en cuanto a los sucesos inexplicables como ocurría en la antiguedad cuando la gente aseveraba que ocurrían milagros, se metían demonios en las personas, se aparecían ángeles con mensajes y dios lograba separar las aguas para salvar a su pueblo escogido.

En cierta medida, quienes unifican estos dos grupos de ateos son las filosofías contemporáneas explicativas que han nacido a raíz de éstas interrogantes. Lo que parece curioso, y hasta insólito, es cómo explicarnos que en el cerebro humano mismo es que yacen todas las contestaciones a estas interrogantes desde tiempos inmemoriables; mucho antes de que existieran los científicos y sus aparatos sofisticados para obserar el micromundo y el macromundo. Los griegos ya habían decifrado la existencia de los átomos mucho antes de que existiera un microoscopio sin tan siquiera haberlos visto. Hoy día, hasta tenemos la física cuántica con la que deciframos la materia hasta su nivel más primario.

¿Y qué sacamos con todo esto de desmentir a nuestros antepasados y eliminar la cabida para la superstición, las conjeturas místicas, lo inexplicable, sobrenatural y sublime?

-“Sacamos a la posibilidad de Dios en el panorama de la Creación según la cuentan los 'Libros Sagrados'."

Y luego de sacar los cuentos de por medio, y dejar a dios sin su “D” mayúscula, libre de su representante humano…¿Hay cabida para un dios creador en este Universo en el que vivimos?

Aunque suene preocupante y desconcertante, la respuesta es….NO; no hay cabida para él según lo conocemos, porque hasta la denominación de un (él) un dios masculino, antropomórfico, superior, que vela lo que hacemos y tiene criterio propio e ideas preconcebidas suena estúpido. Si queremos creer en algo, tenemos que reestructurar a “dios” y hacerle un “makeover” si él quiere estar “in” en la Era Científico-Moderna en que vivimos. Y tú, estas “IN” para aceptar una nueva definición de “Dios”? La nueva definición la comienzas tú.

(Este post tendrá una Segunda Parte- en cuanto a la estructura personal de mis creencias modernas a raíz de estos tiempos y como he llegado a congeniar el ateísmo con una moral estructurada en la responsabilidad del Ser).

15 comentarios:

  1. En comparación como empieza se puede decir que este post empieza bien gordo y bien pesao y termina más flaco que Robert el maestro de Cayey después de pasar por Doctor's Weight Loss Center.

    De todas formas fue bueno.

    En mi caso fui criado en una casa sin religión pero media católica por la influencia de mi madre y mi abuela. Pero a medida que fui creciendo me di cuenta que el dios del que todos hablaban era tan solo un "economy pack" de todos los dioses de la antigüedad, o sea, todos esos dioses resumido en uno solo.

    Creo que lo que esta vivo es el planeta Tierra (al igual que una cabeza humana), eso lo pienso cada vez que veo el agua del mar moviéndose (el agua del planeta es como la sangre de nuestro cuerpo). Al igual que una cabeza con piojos en el planeta Tierra nosotros somos los piojos. Lo que originalmente esta vivo es el planeta.

    Si sigo pensando llego a la conclusión de que dios es la gravedad. Sin la gravedad no hay nada y también prueba que lo que esta vivo es nuestro planeta, que de casualidad estamos aquí.

    Si, eso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por derramar tus ideas en el blog y por permitirnos entenderlas. Aunque soy creyente, respeto toda forma de pensar distinta a la mía. Como decían los viejos "Cada cabeza es un mundo" y por eso la base de la convivencia humana debe ser el respeto. Podemos diferir en cuanto a creencias, preferencias sexuales, estilos de vida, etc. siempre y cuando no ataquemos al ser humano. De nuevo gracias por tus ideas. SALUD!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post. Sigues en mis tops para leer.

    Bueno, yo he tenido unas batallas cruciales últimamente conmigo mismo. ¿Creer o no creer? Como dice Alkarah, me he dado cuenta (ya que desde hace tiempo Alkarah mismo me lo habia mencionado en algún comment de por ahí, y decidí investigar el asunto) que la mayor parte del cristianismo (hablo del cristianismo porque es lo que solía ser) es una mezcla de diferentes creencias mucho más antiguas que la Biblia. Los otros días, viendo Zeitgeist (tremendo documental) y otros documentales en History, me dí cuenta de todas las mitologías que habían mucho antes de la Biblia con la misma historia de Jesús. De tantas las que hay, no creo que pueda ser ninguna casualidad. Además de que la iglesia católica, que aunque nunca he creído en ella lamentablemente es la madre del cristianismo, tiene muchos ritos del 'paganismo' mezclados con el cristianismo. Todo eso me hace pensar que el judaísmo se acerca más a las enseñanzas verdaderas de 'Dios', y yo no me voy a volver judío, gracias.

    Mencionaste, también, lo de la división del mar rojo de Moisés con su varita mágica y quería comentarte que en éstos días escribí algo de eso en la página de Nuestro Pensar (si quieres leerlo aquí está el link: http://nuestropensar.com/2010/09/27/moises-divide-el-mar-rojo-%c2%bfacto-divino-o-natural/ ) ya que encontré interesante un descubrimiento de unos físicos estadounidenses y algunos hallazgos de un arqueólogo llamado Ron Wyatt.

    Volviendo al tema, éstas cosas que he estudiado últimamente no me hacen ateo... creo; pero aún así me ponen a dudar mucho de la existencia de un Dios, dioses o del mismo Jesús. Como te dije, he tenido una batalla conmigo mismo tratando de descifrar qué soy: escéptico o cristiano. Algunos dicen que soy agnóstico. No sé. Lo único que me detiene a moverme 100% a definirme como ateo o escéptico es mi alma... todavía creo que todos tenemos un alma y si es así, si el alma realmente existe, no creo que sea mortal. Algo intangible, que no se enferma, que no sufre como el cuerpo, definitivamente no puede ser mortal. Quien soy yo, no creo que sea mortal. Por lo tanto, estoy en una encrucijada tratando de definir ésto.

    Bueno, te dejo que si no sigo escribiendo otro post aquí mismo. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Alkarah: No entendí bien eso de que naciste en una casa sin religió para luego decir que tu madre y tu abuela eran católicas. Perecería que determinas la religió de la casa como un todo según las creencias del único miembro paternal que no mencionas: tu padre; y que las creencias de las mujeres del hogar no tienen influencia o inferencia alguna. Dicho esto, de paso te digo que la tradición católica está muy arraigada a la cultura y en mi casa me pusieron en Colegio Católico (2) padres "new-age" que rompieron con la Iglesia así que podría decir que te entiendo en parte pero más que nada, veo que tu padre tiene una influencia muy grande en tí.

    En cuanto a tu teoría sobre la Tierra, puede que tengas razón pero esa premisa saca al Universo como un todo en la existencia. Date cuenta que pertenecemos a algo más abarcador que la Tierra misma y nuestra vida no es la única, simplemente por eliminación de propabilidades. Hay más elementos de vida en el Universo y por ello también las religiones que ven la Tierra (el planeta) como la única Creación de vida por un dios, se equivocan.

    Gracias por aportar.

    ResponderEliminar
  6. Zeugly- Gracias por entrar y por tus respetos siempre bienvenidos! Te digo que llegar a cimentar creencias es un proceso en el que uno esta sólo. Después que tus creencias no sean heredadas, sino que las analizaste por tí mismo sin ningún tipo de influencias externas son igualmente válidas.
    Ojalá hubiesen más personas como tú que valoran el respeto por las creencias ajenas. En eso descansa la libertad protegida que tenemos de religión que incluye tácitamente el derecho a no tener ninguna. :-)

    ResponderEliminar
  7. Darko: He visto (leído) tu crecimiento en el tema y puedo decir realmente que vas por buen camino. No eres de esos cristianos que va con las gríngolas puestas y repiten como el papagayo lo que el pastor les dice. Zeigeist es tremendo documental y lo mejor de él es que dice la verdad en cuanto a la diversidad de versiones de los comienzos y hasta de Jesús en distintas religiones. Tu te haz cuestionado genuinamente la historia cristiana. Ahora; en cuanto al alma, te puedo decir que creo en ella con otro nombre porque la siento en mí al igual que tú. Yo por eso soy ateo-budista. Gracias por tu cuestionamiento pq de eso es q voy a hablar en la segunda parte del post.
    :-)

    ResponderEliminar
  8. Yo me he puesto a analizar en cuál de los grupos estoy, y no puedo estar en uno sólo. Mis creencias, al paso que han ido, son una mezcla de ambas, no creo que exista un dios debido a falta de evidencias y también por inconsistencias de los que dicen 'saber', al igual de la que se supone sea la fuente de la 'inspiración', la biblia. Por más que pienso en el asunto, no entiendo cómo la gente puede creer en algo que desposee lógica.

    ResponderEliminar
  9. tremenda entrada, muy bien pensada... entiendo que el ateo con los mejores argumentos es aquel que esta casi llegando al grupo 2, ya que conoce las dos caras de la moneda. En lo personal, comence siendo parte del grupo 1 hasta que comence la universidad y me interese más por las diversas ramas de la fisica y comence a acercarme al grupo 2. Pienso que es importante saber todo el daño que ha causado la religion a lo largo de la historia, pero creo que no es un argumento que sustente el ateismo, aunque ayuda. No podemos decir que no hay dios porque en las cruzadas murio mucha gente porque, para mi, seria como decir que los alemanes dejaron de existir por haber matado tantos judios... esta parte sociologica tiene mucho que ver con errores, deseos, fantasias y/o complejos humanos y no porque podamos describir la mayoria de las cosas que existen en la naturaleza mediante el uso del metodo cientifico.

    Gracias a dios soy ateo y que dios bendiga la ciencia!

    ResponderEliminar
  10. Para que nos llevásemos mejor, tendríamos que cumplir con la regla de oro, la que va de la ética de la reciprocidad. Si a alguien le hace falta un dios aún así, que lo tenga para sí. La Biblia, que es el libro que nos tocó por nacer donde nacimos, tiene bastantes contradicciones, invenciones (Bart Ehrman habla de esto en Misquoting Jesus)sin hablar de las barbaridades que a veces narra. Añádele que creer en un ser en el cielo que va a parisear con tu fantasma para siempre y que antes te hablará aunque los demás ni lo vean ni lo oigan te ganaría el diagnóstico de loca si no fuera Dios el que te escogió. Si existe Dios, dudo que tenga que ver con las religiones que lo describen con tantas debilidades humanas. Eso sí, la gente insiste. Antes Odín, Zeus, Quetzalcoatl, Tlaloc, Osiris y ahora la moda del dios todo en uno. Parece tan difícil respetar y tolerar a los que son diferentes. salud y suerte

    ResponderEliminar
  11. Hola!!!

    Mi amiguita que no va a shower, lo único que puedo decirte es que la existencia de Dios depende 100% de la fe que pueda un ser humano tener en él. Aunque nunca lo he visto se que es real porque cuando lo busqué estuvo ahí. Maldigo las religiones porque por causa de ellas yo no lo busco como se supone se busque.

    Ataveyra

    ResponderEliminar
  12. Exelente. Espero con ancias la segunda parte.

    ResponderEliminar
  13. Hola! me encanto su pagina!!

    Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

    Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

    Suerte con su web!
    Ana Maria

    ResponderEliminar